Todo lo que hay que saber de WeChat

Wechat
London, UK - July 31, 2018: The buttons of the app WeChat, surrounded by Gmail, Google Drive, Google and other apps on the screen of an iPhone.

La guerra entre las grandes aplicaciones de mensajería instantánea o IM está más cruenta que nunca, teniendo a un vencedor claro en este terreno, que no es otro que Whatsapp. Está claro que hay decenas de opciones mejores para conversar con nuestros amigos sin coste y en tiempo real, pero el hecho de haber sido de las primeras es todo un valor con el que las demás no pueden competir.

Empecemos por lo más interesante: WeChat para Android es gratuita en su concepción y en su uso, disponiendo de chats, llamadas y videollamadas por VoIP, espacio público con Timeline y multitud de extras más, como la opción de geolocalizar a usuarios cercanos.

  1. Instalar WeChat en Android
    El primer paso siempre es instalar la app en nuestro teléfono móvil y se puede descargar en una talet solo WiFi sin mayores prolemas. Aunque eso sí: dees tener registrado WeChat o utilizar el número de teléfono donde reciiremos el código de verificación. En el caso de hacerlo por teléfono los pasos son muy sencillos puedes optar por iniciar sesión a través de Faceook o introducir datos manualmente. Reciiremos un SMS con un código deemos ingresarlo y luego elegir un apodo de al menos seis letras o números. Al igual que en Line esta será nuestra ID de WeChat y luego podremos recuperar los datos en cualquier otro dispositivo iniciando sesión en la cuenta. Además tendremos acceso a la aplicación a través de cualquier navegador de internet mediante un proceso sencillo a partir de un QR.
  2. Una vez ya tenemos iniciada la sesión, es cuestión de editar los datos de nuestro perfil. Para ello, vamos a «Ajustes/Perfil» de la esquina inferior derecha, añadiendo después una foto de perfil, nombre y resto de datos. Si hemos usado el login de Facebook, seguramente tengamos gran parte de las casillas rellenas, pudiendo completar las que nos interesen. No es totalmente necesario, pero siempre ayudará cuando nos busque algún amigo. Además, WeChat posee características sociales, facilitando así la interconexión entre el resto de usuarios. Podremos definir si nos localizan o no a través de «Ajustes/privacidad«, así como definir si queremos o no que nuestros «Momentos» (algo similar al Timeline de Instagram) aparezcan como públicos. En el caso de que deseéis mantenerlos privados, hay que acudir a «Ajustes/Privacidad/Momentos«.
  3. Una vez tengamos el perfil completo y hayamos añadido contactos, ya estamos listos para chatear por WeChat. Aunque no sólo chatear, claro, porque esta aplicación de mensajería instantánea nos propone muchas maneras más de comunicarnos.
  4. Chats, llamadas, videollamadas y mensajes de voz en WeChat para Android Hemos agregado nuestros contactos y nos gustaría comunicarnos con ellos y chatear con ellos. Bueno, ¿cómo se supone que debemos hacerlo? Si ya eres un usuario habitual de este tipo de aplicaciones, no deberías tener problema, simplemente haz clic en uno de tus amigos para abrir la ventana de chat. Aunque WeChat ha ido un paso más allá de los simples chats para presentar llamadas de voz y videollamadas a través de VoIP, mensajes de voz en el chat o mensajes de voz grupales estilo Push To Talk. Todo en conversación simplemente haciendo clic en "" en la esquina inferior izquierda y organizado en un menú claro y conciso.

Como es obvio, los chats son la manera habitual de interactuar con un contacto, abriendo una sala con pulsar sobre él y escribiendo a través del icono de «Mensaje» que nos aparece a continuación. Iremos escribiendo y añadiendo líneas de texto, recibiendo también lo que nos escriba nuestro amigo. Este punto no necesita grandes explicaciones, aunque sí un par de apuntes: no obtendremos ningún mensaje de enviado ni de que ha sido leído por el contrario, sabiendo sólo que salió correctamente del teléfono si no aparece ningún signo de admiración rojo al costado del mensaje. Tampoco obtendremos ningún aviso conforme el contacto esté escribiendo en su lado de la pantalla.

  • Mensajes de voz: además de los mensajes escritos, podremos enviar mensajes de voz. Basta con pulsar sobre el icono de las ondas (esquina inferior izquierda, junto al «+«) y nos aparecerá un recuadro marcado como «Pulsa y habla«. Con apretar, se grabará lo que digamos, enviándose automáticamente cuando dejemos de pulsar. Son mensajes unidireccionales bastante habituales en apps de este tipo, como Facebook.
  • Llamadas y videollamadas: si pulsáis sobre el «+» y «Videollamada» llamaréis automáticamente al contacto con el que chateéis. Con el selector que aparece pantalla podréis elegir si queréis que sea sólo llamada o también videollamada, mostrándose el vídeo entrante y nuestra imagen saliente en la misma pantalla. La calidad es bastante buena tanto en WiFi como en la red de datos, aunque tendréis que tener cuidado en este último punto: os pueden cobrar en exceso por los datos enviados; además de que hay muchas operadoras que bloquean la VoIP.
  • Mensajes de voz en grupo Chat de voz a lo Push To Talk: muy similar a los mensajes de voz simples, podremos acceder a la pantalla de «Chat de voz» donde hablaremos en modo Push To Talk similar a un Walkie Talkie. Tendremos información de todos los contactos que están escuchando (se envía una invitación automáticamente al abrir el Chat de voz) con un inmenso botón en el centro. Al apretar, se graba la voz, enviándose después al resto de usuarios. De esta manera se consigue una comunicación en grupo más limpia y clara, aunque es poco práctica si buscamos una conversación más telefónica.

Aparte del chat y del resto de opciones de comunicación, WeChat también nos permite enviar vídeos, imágenes, nuestra localización exacta y una tarjeta de contacto (por si quisiéramos que el amigo con el que hablamos contactara con otra persona a través de la aplicación). Y todas y cada una de las informaciones se enviarán a través de la ventana de chat, compartiendo espacio con los mensajes escritos y con los emoticonos.

WeChat. Esta app es tremendamente popular en China y países asiáticos, conquistando ahora con más fuerza el resto de territorios a base de publicitarse fuera del terreno de los teléfonos móviles. Algo parecido a lo que ha hecho Line, viendo que, en apariencia, WeChat comparte más opciones con esta app que con el propio Whatsapp.

Quiere saber más sobre redes sociales vaya a https://yopuedoserdigital.com/